El Narrador

Una vez tienes completa tu Ficha de Personaje Definitiva ya puedes empezar. Si hay algo fundamental en nuestras historias al margen de este protagonista es el Narrador. Narradores hay de muchos tipos y no todos funcionan para determinadas historias.

La mejor forma de elegir tu narrador es que empieces a escribir. Lo habitual es acogerse a la tercera persona, por lo general en pasado, e ir haciendo. Te recomiendo que cuando tengas escrito el primero capítulo lo imagines o lo reescribas con una voz diferente, como una primera persona en pasado o incluso en presente.

Hay ciertos tipos de narradores que son difíciles de dominar, sobretodo el narrador protagonista en primera persona del presente. Con este narrador en concreto, viajamos de su mano en el momento exacto en que le está ocurriendo la acción, y muchas veces las escenas de lucha o de persecución carecen de tensión si no se maneja con arte y estilo. Es aquí donde perdemos el norte entre Decir vs Mostrar, a pesar de ser un narrador cercano al lector.

Lo primero a tener en cuenta en cuanto al narrador es que: NARRADOR no es igual a AUTOR. Es decir, que las opiniones que el narrador pueda generar no tienen por qué ser las mismas que las del autor, puesto que está escribiendo ficción.

El narrador construye, le da coherencia a la historia, le cuenta algo a alguien, y por eso también es muy importante decidir quién va a ser nuestro narrador. ¿Va a ser un personaje de la trama? ¿Va a ser un cámara?

Existen muchas posibilidades, pero las 4 básicas son:

 NARRADOR EXTERNO INTERNO
Conocen los pensamientos del personaje Narrador Omnisciente

70% de los casos

Narrador Protagonista

20% de los casos

NO conocen los pensamientos del personaje Narrador Cámara

2% de los casos

Narrador Testigo

8% de los casos

  • El Narrador Omnisciente lo sabe todo, es como Dios. Conoce tanto el presente como el pasado y futuro de los personajes. Conoce también todo aquello que pasa por su cabeza, tanto por la del protagonista y la del resto de personajes.
    • Empieza la historia y no se presenta. No es un personaje, es un ente que lo sabe todo. De hecho, tiene el don de la ubicuidad y puede hablar de lo que está pasando ahora mismo en Londres como en el siguiente párrafo hablar de lo que sucede durante la era Meiji.
    • Este narrador tuvo una evolución Importante, pues durante el siglo XIX era un narrador que emitía juicios de valor y juzgaba a los personajes y sus acciones: “Este personaje es así, asá, y está muy mal que haga esto”.
    • También hacía digresiones, es decir, que se iba por las ramas: hablaba del personaje protagonista entrando en Nôtre Dame y, de repente, soltaba 20 páginas sobre la arquitectura de la catedral.
    • PROBLEMA: Falta de proximidad con el lector.
  • Narrador Omnisciente de Focalización Interna:
    • Focalización fija (un personaje).
    • Variable (dos o más personajes).
      • Narrador en tercera persona que cuenta sólo aquello que sabe el personaje que ha elegido (1ª falseada o falsa 3ª). Manera de escribir actualmente.
      • Perspectiva del personaje; no lo ve desde arriba si no desde la misma altura.
      • El personaje protagonista sólo sabe lo que pasa con los demás cuando éstos se lo cuentan: él cuenta lo que vive, piensa y experimenta el protagonista.
      • Experiencia de cómo lo vive: No da explicaciones en el recuerdo, si no pensamientos que le dan enunciados al lector. No recuerda la escena al completo si no lo que se le pasa por la cabeza.

 

  • El Narrador Protagonista es un narrador interno, que vive y protagoniza la historia. Nos cuenta la historia o parte de su propia vida. Conoce sus propios pensamientos, pero no conoce los de los demás, a no ser que tenga poderes. Para él, los pensamientos de los demás no son más que una hipótesis y ha de dar explicación de cómo sabe lo que sabe. Es decir, si dos personajes que lo acompañan se van y nos cuenta la escena que sucede a continuación entre esos dos… Es imposible que la sepa a no ser que se la hayan contado al volver.
    • Este narrador precisa construir una manera de hablar diferente en cada novela de un mismo autor, a no ser que sea el mismo personaje. No se puede crear a 7 personajes con una misma forma de hablar y de expresarse.
  • VENTAJA: Proximidad con el lector. El lector puede identificarse más con el personaje.

 

  • El Narrador Cámara es un narrador en tercera persona que no es un personaje y que sólo cuenta aquello que puede ver y oír. No sabe lo que los personajes piensan y el  fuero interno lo tiene vetado. Nunca resume (tema que trataremos más adelante), porque simplemente no puede.
    • Éste narrador tiene un papel muy contenido, sólo describe lugares y acción y nunca puede hablar sobre lo que pasa en la cabeza de los personajes.
    • Sobre todo, se utiliza mezclándolo con otros narradores porque explica qué hacen los otros personajes.
    • Está obligado a mostrar, no puede decir. (Decir vs Mostrar)

 

  • El Narrador Testigo es un personaje secundario que cuenta la vida del protagonista, no la suya. El texto empieza en primera persona, pero la tercera persona será la gramatical porque se la cuenta a alguien.
    • Este narrador conlleva bastantes problemas porque no conoce los pensamientos de nadie. Ni de otros personajes ni mucho menos los del protagonista.
    • No tiene por qué haber vivido toda la historia, puede que sólo conozca una parte y otros personajes completen su relato.
    • Importante la aparición de recursos para justificar la información que tiene, porque, y en este caso hablamos de todos, LOS NARRADORES HAN DE JUSTIFICAR SIEMPRE POR QUÉ SABEN LO QUE SABEN.
  • ¿Por qué se utiliza? Porque es una narración próxima desde el punto de vista de un personaje cuando el protagonista no nos vale como narrador.

Ejemplo:

  • Sherlock Holmes era un personaje tan pagado de sí mismo que para Sir Arthur Conan Doyle era necesario crear a la figura de Watson como narrador para que tuviera una visión más imparcial de los hechos relatados.

 

  • El Narrador Editor es un narrador que en el prólogo explica algo en primera persona y que luego, cuando comienza la historia, normalmente otro narrador en tercera persona la continúa.
    • Ejemplo: Reinos Olvidados de R. A. Salvatore, con Drizzt Do’Urden (protagonista) como narrador en los prólogos.
  • Problema: Grado de distancia con la historia porque el narrador en primera persona puede confundir al lector. En este caso, al lector se le plantea la duda de por quién estar más preocupado, si por quien nos ha hablado en el prólogo o por quien estoy leyendo en tercera persona.

 

¡De esta manera, una vez hayamos decidido qué narrador nos conviene más, podemos sacarnos de la boca el ¿Por dónde empiezo? y arrancar motores!

Saludos,

 

MonikBlanchett.

11531a-pasos-escribir-libro

Anuncios

2 comentarios en “El Narrador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s