El Tiempo Narrativo

Días atrás hablamos del Narrador, esa figura clave que nos conducirá frase a frase por la línea argumental de tu novela. En esta entrada hablaremos del tiempo narrativo de dicha novela.

Existen cuatro tipos de tiempo narrativos:

  1. Tiempo cronológico: «Una semana después…», «Dos meses antes…»
  2. Tiempo psicológico: Percepción individual del paso del tiempo. Cómo el personaje vive el paso del tiempo.
    • Por ejemplo. Si el personaje está haciendo algo divertido, como tomando unas copas con los amigos o jugando a un juego que le encanta, le pasará rápido.
    • Si, por el contrario, está haciendo algo aburrido o tedioso, como ir al colegio o ayudar en una mudanza, le pasará lento.
  3. Tiempo historia: Lo que tardaría en transcurrir la historia en la vida real (un año, una semana, un día…).
  4. Tiempo relato: Lo que tardamos en leerlo.

Llegados a este punto, debemos decidir el orden y la duración de nuestros hechos.

  1. Orden: Decisión importante, orden cronológico de nuestra historia. En la vida real lo que pasa primero va y primero, y lo que ocurre después va después. Pero en el texto literario no es así, pues puedes empezar por el principio, por el final o por cualquier punto intermedio (a éste último se lo denomina: in medias res).
    • Por lo general se suele comenzar in medias res, en pleno conflicto o antes de que suceda para conseguir captar la atención del lector y atraparlo.
    • Empezar por el final es arriesgado porque el lector ya lo conoce. Cómo han llegado a ese final es lo que lo ha de enganchar, y suele ser un trabajo difícil de conducir.
  2. Duración: Pasa del tiempo de la historia al tiempo del relato. Es decir:
    • Si el Tiempo de la historia es mucho mayor que el Tiempo del relato, es decir, si pasan muchos años pero apenas tardamos en leerlos, estamos creando una elipsis.
      • Elipsis: Técnica narrativa y cinematográfica que consiste en la supresión de algún acontecimiento dentro de la linealidad temporal del relato o la historia. Esta característica forma de narrar, fragmentariamente, deja que el lector haga sus cábalas en los intersticios de las elipsis.
        • Existen dos tipos:
          • Elipsis Explícitas: Narrador dice claramente que hay en un salto en el tiempo:
            • Una semana después…
          • Elipsis Implícitas: el narrador no explicita que hay un salto pero el lector lo intuye.
      • Ejemplo: Contamos qué pasa a los 25 años del personaje y también a los 28 años. Sin embargo, ese lapso de tres años nos lo saltamos, creamos un vacío de información. Esto no sólo sirve para saltar momento sin interés si no todo lo contrario. Estas escenas quedan sin contar en ése momento y, más adelante, recurrirás a ese lapso de tiempo para contar algo de mucho más interés para el desarrollo de tu historia, como un secreto desvelado o un pasado intrínseco del personaje.
      • Dentro de éstas elipsis, el narrador puede dar pistas al lector para que éste ate cabos y comprenda qué ha pasado durante ese lapso de tiempo antes siquiera de que el narrador lo cuente.
    • Si el Tiempo de la historia es mayor que el Tiempo del relato estamos construyendo un resumen (período de la historia comprimido).
    • Si el Tiempo de la historia es igual al Tiempo del relato estamos escribiendo una escena (Tiempo de la historia y del relato por igual. Sensación de realidad gracias a los detalles).
    • Sin embargo, si el Tiempo de la historia es menor al Tiempo del relato hacemos una pausa, ya sea descriptiva o para hacer una digresión reflexiva sobre todo lo acontecido.
      • Hacer una pausa significa que tardamos más en leer que lo que realmente tarda en suceder una escena, dado que nos dedicamos a describir el ambiente o a reflexionar sobre algo.
        • La pausa descriptiva  describe el espacio.
        • La pausa reflexiva narra la historia de los personajes saliéndose totalmente de la trama principal.
    • Finalmente, si el Tiempo de la historia es mucho menor al Tiempo del relato en este caso se está creando un alargamiento.
      • El alargamiento del tiempo real no es más que relatar un hecho que dura poco mientras que el tiempo de la lectura es eterno.
      • Este es un recurso poco utilizado ya que tenemos el peligro de perder al lector.

Una vez tenemos claro cuál va a ser nuestro inicio y cómo lo vamos a manejar utilizaremos tres recursos esenciales sin importar nuestro orden cronológico:

  1. Flashbacks: Retrospección.
    • Salto atrás en el tiempo: La novela empieza con un personaje de 25 años. La historia empieza a avanzar y de pronto da un salto momentáneo a sus 15 años. ¿Por qué? Por la llamada Causa-Efecto, porque debemos mostrarle al lector por qué el personaje hace algo o se comporta de tal manera con sus 25. Siempre debe de haber un por qué para los saltos en el tiempo.
    • En este caso se trata de la construcción de una escena importante, no de un simple apunte del pasado.
  2. Flashforwards: Anticipación.
    • Salto adelante en el tiempo. Anticipa algo, momentáneamente, que ocurrirá justo después de donde hemos dejado al personaje. Pone un cebo, crea una intriga y también suscita interés por anticipar algo que enganche al lector.
    • Algo que nunca debemos hacer es lo siguiente:
      • «James no sabía qué le pasaría dos semanas después».
    • La manera más elegante de construir un Flashforward es seguir el ejemplo de Cien años de soledad: «Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo». Aquí comienza la historia de su niñez mientras que el lector aguarda el momento del fusilamiento del personaje.
  3. Flashsideways: Caminos paralelos.
    • Si has visto la serie Perdidos ya sabes de qué trata este punto. Se trata de relatar dos vidas en un instante, caminos paralelos de la vida de los personajes. El protagonista vive dos vidas originales y paralelas sin alternarse, al mismo tiempo.

Eso es todo por hoy. Ya sabes que para cualquier duda me puedes escribir un comentario o enviarme un correo electrónico a monik.blanchett@gmail.com.

Saludos,

 

MonikBlanchett.

TRVU9vA

 

Anuncios

Un comentario en “El Tiempo Narrativo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s