Tipos de Trama

Los tipos de trama son las líneas argumentales que existen en nuestra novela. La temática no es novedosa ni original, es un recurso que se utiliza una y otra vez; sin embargo, nuestra puesta en escena la hará única.

Analizando en profundidad, ¿qué es lo principal en un texto narrativo o en una trama?

  • EL PROTAGONISTA.

La línea argumental o trama puede ir sobre sus experiencias, sobre su carácter o sobre qué piensa del mundo. Y eso nos lleva a los tres grandes tipos de trama:

  1. Trama de fortuna (destino): Se centra en el destino del personaje, qué le ocurre exteriormente, qué situaciones se le presentan en la vida.
  2. Trama de carácter: Cómo evoluciona, cómo es su carácter y su manera de ser.
  3. Trama de idea: Cómo evoluciona su concepción del mundo, su manera de pensar.

La clasificación más común para las tramas principales es:

  1. Melodrama: Un personaje se ve continuamente superado por las circunstancias que vive. El personaje sufre por que no acaba de alcanzar sus objetivos.
    • Éste es un personaje muy humano que empatiza con el lector. El melodrama te hace llorar porque los personajes son débiles y la vida puede más que ellos.Traa
  2. Tragedia: El personaje no es débil, en ocasiones incluso es poderoso, y es capaz de superar muchos obstáculos. sin embargo, comete un error fatal desde el punto de vista moral y debe pagar por ello. Sea consciente o no de sus actos, el personaje debe de recibir su castigo.
    • Ejemplo: Edipo Rey.
  3. Trama primitiva: Personaje fuerte pero malvado. Paga por sus pecados.
    • Ejemplo: Tartafo, de Molière. Cine: Amistades Peligrosas.
  4. Trama sentimental: Personaje que sufre como en el melodrama pero cuyo final acaba feliz.
  5. Trama apologética o admirativa: El personaje (normalmente común) se enfrenta a un gran reto y gracias a su nobleza de carácter consigue alcanzar su objetivo. Pero, en el camino, sufre una pérdida importante.
  6. Trama de acción: ¿Qué le ocurrirá al personaje? ¿Cómo lo solucionará? Esta trama consiste en averiguar cómo resuelve la situación el personaje.
  7. Trama de madurez: Novela iniciativa o coming of age. Personaje muy joven que no tiene todavía formado su carácter y por tanto lo va a ir forjando.
    • Ejemplo: Tom Sawyer, Arturo, La Montaña Mágica
  8. Trama de la reforma: Personaje de carácter forjado que ha optado por el mal y cómo a través de las experiencias vuelve hacia el bien.
    • Ejemplo: saga Star Wars, La Letra Escarlata, American History X
  9. Trama de degradación: Personaje de carácter forjado, personaje noble, gran escala de valores morales. Entonces, le sucede algo (como una decepción, por ejemplo) y degrada cada vez más hacia el mal.
    • Ejemplo: La muerte en Venecia de Tadzio, El Inmoralista de Jean Genet.
  10. Trama de prueba: Dilema moral. Personaje que se plantea el dilema y en juego está perder algo o preservarlo a pesar de traicionar a sus ideales.
    • Ejemplo: Darth Vader cuando el Emperador está a punto de matar a Luke.
  11. Trama de revelación: Personaje con determinada concepción del mundo que, al ocurrirle algo sorprendente, lo hace cambiar completamente de visión.
    • Ejemplo: Harry Potter.
  12. Trama afectiva: Cambio que proviene de la relación afectiva con otros personajes. Su ideología cambia a raíz de quienes lo rodean.
  13. Trama de desilusión: Protagonista con grandes ideales que cambia a raíz de una desilusión.

Os recomiendo encarecidamente el libro LA SEMILLA INMORTAL, de Jordi Balló y Xavier Pérez donde se detallan los argumentos universales del cine y la literatura con muchos ejemplos sobre tramas que se repiten en historias totalmente diferentes.

Por ejemplo, en el apartado de la búsqueda del tesoro encontraremos:

  1. Encargo.
  2. Viaje difícil.
  3. Duelo.
  4. Ayuda.
  5. Huida difícil.
  6. Regreso victorioso.

Esta estructura está sacada de Jason y los Argonautas, pero estoy segura de que también te suena como Indiana Jones. O como La Búsqueda. Estoy segura de que puedes pensar en más películas y libros con el mismo sistema. ¿Cuál será el tuyo?

Saludos,

 

MonikBlanchett.

book-butterflies-birds-flowers-creative-hd-wallpaper

 

¿Por dónde empiezo?

La eterna pregunta del millón de dólares: ¿Por dónde empiezo mi novela?

Antes de empezar, hay ciertas pautas que deberás determinar antes:

  1. ¿Qué historia quieres contar? ¿A qué género pertenece?
  2. ¿Quién será el protagonista de tu historia? ¿Quién el antagonista?
  3. ¿Dónde transcurre la historia?
  4. ¿Cómo se desarrolla el conflicto de la trama principal?
  5. ¿Por qué ocurre esto y por qué a este personaje?

Una vez tenemos estos 5 puntos clave en mente, podemos pasar a las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué personajes secundarios incluye la trama?
  2. ¿Existen subtramas de otros personajes o del mismo protagonista?
  3. ¿Por qué mi antagonista es antagonista? ¿Qué lo ha llevado a esa situación?
  4. ¿Cómo resuelve el conflicto el protagonista y cómo termina la historia?
  5. ¿Y si la historia fuera diferente?

Es importante tener todas estas cosas claras, y por supuesto te puedes hacer muchas más preguntas, aunque temas como el final pueden revelársete más adelante o incluso ser modificados sobre la marcha. Lo ideal es hacerse un mapa conceptual, un esquema, una escaleta, e ir siguiendo paso a paso. Hay mil formas de hacerlo, puedes buscar ayuda en Internet o puedes crearte un método de trabajo propio. Yo prefiero el mío, porque voy más a mi aire y me aclaro mejor conmigo misma:

Escaleta

Me organizo de la siguiente manera:

  • Arriba, la línea argumental de la protagonista. Los acontecimientos escritos en rojo son giros importantes en la historia.
  • Los diferentes colores que van apareciendo bajo ella son los personajes secundarios, su vida antes de encontrarse con ella y su vida a partir de ella.
  • Abajo, la línea argumental de la protagonista, una vez más.
  • A tiempo real junto al avance de la protagonista, los tres colores restantes son los antagonistas; qué hacen, dónde y con quién.
  • La franja roja significa en qué parte de la historia estoy.
  • Los recuadros bordeados son escenas de un mismo capítulo y los recuadros blancos anotaciones para el capítulo, detalles.

Pero como este hay mil métodos más, sólo debéis de encontrar el vuestro.

Finalmente, y para acabar, el mejor consejo que he escuchado nunca a la hora de empezar a escribir finalmente esa novela: Busca una primera escena que enganche al lector. Empieza en mitad de una acción, ya sea un crimen sin resolver, el asedio a un castillo, el robo de un bolso o una escena de sexo… La que prefieras, pero piénsala muy bien. Porque si empiezas a hablar del tiempo o del mobiliario, o simplemente te paras en largas descripciones, el lector se dispersará. Engánchalo, capta su atención. Y a partir de esa escena será tuyo.

Saludos,

 

MonikBlanchett.

9075996934695939