Empezar a pensar una historia

Bueno, bueno, bueno. Llevo muchos días sin colgar entrada, y es que en mi vida están empezando a suceder muchas cosas. No, todavía no me publican. No, tampoco he acabado de escribir ninguna de las tres novelas que tengo tv harry potter alan rickman hogwarts snapeempezadas. De hecho todavía falta mucho para que todo eso suceda, jaja. El caso es que estaba planteándome qué podría escribiros esta vez y me he dicho: has explicado la estructura externa de la creación de la novela (creación de personajes, de trama, escena vs resumen, mostrar vs decir…) pero creo conveniente que os explique cómo se junta todo eso en un recipiente imaginario y se le da mezcla y forma.

Lo primero, es que pienses en el tipo de historia que quieres contar, empezando por el género. ¿Novela negra? ¿Novela de fantasía? ¿Romántica? ¿Juvenil? ¿Histórica? Piensa, harry potter potter potterhead hp6 enigma do principesacúdete los sesos, rebusca en tu interior, qué es lo que quieres contar. Y, muy importante, ¿quieres que tu historia tenga un mensaje más allá del entretenimiento? ¿Qué le quieres decir al lector, qué lección esperas que aprenda? Es importante que pienses en esto porque si quieres transmitir un mensaje concreto tendrás que trabajarlo mucho. Si solamente quieres escribir para que la gente se evada en tus historias y las disfrute en un momento de puro relax, sí, es necesario que la construyas bien, pero no es necesario que lleves al detalle ese mensaje que debe quedar claro.

En cuanto a personajes, hay que prestar verdadera atención antes de crear la ficha de PERSONAJE definitiva, pues debes de pensar bien qué personaje quieres para tu historia. Tu personaje, o más bien su carácter, ha de combinar o encajar bien con la línea argumental o trama de lo que quieres contar o a menudo quedará colgado o sobresaldrá demasiado, y de manera negativa. De modo que, piensa en cómo quieres que sea, imagínalo en tu cabeza, hazlo moverse por un espacio imaginario, imagina su voz. Y luego rellena la ficha.

Ah, y no olvides a los personajes adicionales que acompañarán a tu protagonista, ademásharry potter hp judge judging you judging de su enemigo o rival. Es importante que el opuesto a tu personaje sea tan redondo como sea posible, que ambos personajes estén bien dibujados. Los personajes que se desdibujan a menudo pasan a ser segundo plano y no suelen retenerse en la memoria como personajes épicos o sobresalientes. De modo que piensa bien en qué antagonista quieres para tu historia y qué le aporta, de la misma manera que los demás secundarios.

Recuerda que un buen final debe acompañar a un buen principio. ¿Cómo crees que acabarán tus personajes? ¿Tu novela tendrá un buen final o quedará inconcluso? ¿Te harry potter emma watson surprised unexpected hermioneatreves a dejar al lector con un palmo de narices y presentarle un final de espanto, lejos del vivieron felices y comieron perdices?

Piénsalo detenidamente, porque si pretendes acabar con algo trágico y tu final no resulta épico decepcionarás al lector, se sentirá estafado y muy probablemente acabe pensando que ha perdido el tiempo. Si le vas a dejar mal sabor de boca al menos que el regusto sea dulce.

Como dije en anteriores entradas, es importante que te organices con una escaleta o esquema. Escoger qué va a suceder antes de que suceda te ayudará a avanzar cuando te pongas a escribir. No es necesario que lo anotes todo, solamente aquellos momentos importantes o a destacar; el resto ya lo irás improvisando.

Revisa todo lo que escribas una vez termines. Y una vez finalizada la novela repásala tantas veces como haga falta. Y, sobre todo, empieza fuerte, engancha al lector en la primera línea. No lo aburras a descripciones o con una historia poco trascendental o dejará de leerte probablemente sin terminar el capítulo.

Y, por encima de todo, no te agobies si tardas demasiado en escribir o si tienes poco tiempo. El mundo no se edificó en 2 días, las cosas llevan su tiempo y cada uno lleva un ritmo diferente.

¡Hasta pronto!

harry potter applause maggie smith

MonikBlanchett.

Supéralo

La melancolía llamó a su puerta una tarde de primavera. Rose yacía acurrucada en el sofá de piel marrón con una taza humeante de chocolate caliente. Se había pasado una manta fina de color gris perla por encima de los hombros y se frotaba los pies con suavidad para tratar de sentir calor.

Su móvil acababa de sonar, la alarma de cada siete de abril, el anticipo de las lágrimas en memoria de los que ya no estaban. Levantó el aparato portátil y lo miró con la indiferencia de quien ha olvidado lo que estaba haciendo. «5 años sin Rob». Se arrebujó en la manta y se abrazó a la taza de chocolate. El vapor le subía hasta la cara y le dilataba los poros de la piel, pero no la apartó. Sopló hasta que su aliento se fundió con el calor y dio un corto sorbo al dulce. Dulce, muy dulce, con extra de azúcar, como siempre le había gustado. Apoyó la cabeza entre las piernas y dejó el brazo colgando con la taza en el aire. ¿Por qué a ella? ¿Por qué en aquel momento? Sus únicos momentos de descanso después de un agotador día de trabajo respondiendo a llamadas y manteniendo conversaciones con un centenar de extraños todos los días.

Alguien llamó a la puerta. Pero estaba demasiado lejos como para levantarse a mirar quién era.

—No estoy en casa. Pase más tarde.

—Vamos, Rose, abre la maldita puerta.

Era la voz de Jane, y ella nunca se rendía. Se deshizo de la manta que la abrazaba y dejó la taza todavía humeante sobre el posavasos que había colocado sobre la mesa auxiliar justo antes de sentarse. Se acercó a la puerta y echó un vistazo por la mirilla. Bien, estaba sola.

Retiró el pasador e hizo girar el pomo. Jane apareció ataviada con su casual abrigo negro, de estilo militar, parecido a una gabardina. Siempre llevaba botas, hasta en los días de sol, y siempre en pantalón largo. A veces, Rose se preguntaba si Jane no tendría piernas ortopédicas que deseara mantener en secreto.

—No soy buena compañía en estos momentos, Jane.

—Ya van cinco, eh… —Cruzó el pequeño salón y se dejó caer sobre el sofá de piel marrón, justo al lado de donde permanecía la manta abierta.

Rose se arrebujó de nuevo en la manta y cogió la taza de chocolate antes de acabar de taparse.

—Sí… Parece que ha pasado muy poco tiempo desde…

—A mí me parece que que pasó hace una eternidad.

Rose se la quedó mirando, con la nariz metida en la taza.

—¿A qué has venido, Jane? ¿Hoy no trabajas?

Su amiga parecía perdida. Tenía la extraña sensación de que su cuerpo permanecía allí, quieto, tranquilo, pero que su mente viajaba a mil por hora por lugares inhóspitos y solitarios.

—Jack ha muerto.

Las manos comenzaron a temblarle. La taza casi perdió la inestabilidad entre sus dedos. La dejó sobre el posavasos y se tapó fuerte con la manta, ocultando su mandíbula desencajada.

—¿Cuándo…?

 —Hace un par de días. —No la miraba. Su mirada vagaba por el salón, pero no estaba mirando a nada en concreto, porque no buscaba otra cosa que una salida a aquella conversación. Pero era la clase de conversación que andaba buscando.

Jane tamborileó con los dedos sobre el respaldo del sofá. La pierna se le movía frenética. Sabía que se moría de ganas de sacar un cigarrillo del bolsillo interior de su chaqueta y darle una larga calada. Pero Rose odiaba el tabaco, y ella lo sabía. Y, lo que era aún mejor, lo respetaba.

—¿Cómo ha…?

—Sobredosis.

—Ah.

Un par de solitarias lágrimas le recorrieron las mejillas. Pero no fue hasta que Jane la miró y abrió mucho los ojos que reparó en ello.

—Perdóname. Sólo era mi amigo, tú sin embargo… Teníais planes, ibais a…

—La vida me ha dado una patada en los cojones. Sí. Pero qué te voy a contar a ti…

—Sí… —Se secó las lágrimas y cogió de nuevo la taza de chocolate para darle un sorbo. Luego se la pasó a Jane—. La dama blanca nunca tiene suficiente… Supéralo.

—Tú primera.

MonikBlanchett.

coffee_and_books_by_poetriger-d6sgtb7

Los Personajes

El personaje es tan importante como lo es el conflicto (visto en Construyendo Personajes) para la historia, ya que el lector crea un vínculo afectivo con el personaje y no con la historia.

Cuando creamos personajes, ya sea en papel, ordenador o en nuestra mente, es importarse plantearse, una vez completada la ficha de PERSONAJE definitiva:

  • La tipología de personajes:
    • Jerarquía:
      • Protagonista: Eje de la trama.
      • Principales: Eje de la trama secundaria. (Antagonistas, compañeros…)
      • Secundarios: Segundo orden en la trama.
      • Figurantes: personajes florero, los que están de fondo, quienes pasan por la calle, los extras.
    • Psicólogía:
      • Personajes Redondos: No encarnan un sólo rasgo humano si no que se muestran varios en él. Personaje contradictorio que es variante, personaje que evoluciona, que cambia y sorprende de manera convincente.
      • Personajes Planos: Personajes que sólo encarnan una cualidad humana y cuyo carácter no cambia. Su actitud no sorprende al lector por que actúa de manera unilateral. Ideal para novela de género.
        • Por ejemplo: Un personaje avaricioso.

Cuando hablamos de personajes redondos y planos no significa que nuestro protagonista deba de ser redondo, todo lo contrario. Debemos hacerlo atractivo, ya sea con una sola cualidad o con muchas variantes.

¿Cómo construirlos?

  • El personaje debe de perseguir un objetivo de vida o muerte, si no la trama flojea. Los personajes han de ser eficaces y competentes en su hábito.
  • Las evoluciones bruscas no son buenas ni convincentes.
  • Hay que pensar en personajes extremos.
  • Debemos de creernos a los personajes para que el lector también se los crea.
  • Han de tener verosimilitud dentro de sus acciones. No puede ser avaro y luego compartir lo suyo con todo el mundo.

Rehaz tantas veces como haga falta a tu personaje principal si encuentras algo que no te convenza. No importa las veces que cambie siempre que estés convencido de que puedes hacerlo mejor. ¡Ánimo con ello!

 

Saludos,

 

 

MonikBlanchett.

d49be715c02532c00d034493e321d0e0

Tipos de Trama

Los tipos de trama son las líneas argumentales que existen en nuestra novela. La temática no es novedosa ni original, es un recurso que se utiliza una y otra vez; sin embargo, nuestra puesta en escena la hará única.

Analizando en profundidad, ¿qué es lo principal en un texto narrativo o en una trama?

  • EL PROTAGONISTA.

La línea argumental o trama puede ir sobre sus experiencias, sobre su carácter o sobre qué piensa del mundo. Y eso nos lleva a los tres grandes tipos de trama:

  1. Trama de fortuna (destino): Se centra en el destino del personaje, qué le ocurre exteriormente, qué situaciones se le presentan en la vida.
  2. Trama de carácter: Cómo evoluciona, cómo es su carácter y su manera de ser.
  3. Trama de idea: Cómo evoluciona su concepción del mundo, su manera de pensar.

La clasificación más común para las tramas principales es:

  1. Melodrama: Un personaje se ve continuamente superado por las circunstancias que vive. El personaje sufre por que no acaba de alcanzar sus objetivos.
    • Éste es un personaje muy humano que empatiza con el lector. El melodrama te hace llorar porque los personajes son débiles y la vida puede más que ellos.Traa
  2. Tragedia: El personaje no es débil, en ocasiones incluso es poderoso, y es capaz de superar muchos obstáculos. sin embargo, comete un error fatal desde el punto de vista moral y debe pagar por ello. Sea consciente o no de sus actos, el personaje debe de recibir su castigo.
    • Ejemplo: Edipo Rey.
  3. Trama primitiva: Personaje fuerte pero malvado. Paga por sus pecados.
    • Ejemplo: Tartafo, de Molière. Cine: Amistades Peligrosas.
  4. Trama sentimental: Personaje que sufre como en el melodrama pero cuyo final acaba feliz.
  5. Trama apologética o admirativa: El personaje (normalmente común) se enfrenta a un gran reto y gracias a su nobleza de carácter consigue alcanzar su objetivo. Pero, en el camino, sufre una pérdida importante.
  6. Trama de acción: ¿Qué le ocurrirá al personaje? ¿Cómo lo solucionará? Esta trama consiste en averiguar cómo resuelve la situación el personaje.
  7. Trama de madurez: Novela iniciativa o coming of age. Personaje muy joven que no tiene todavía formado su carácter y por tanto lo va a ir forjando.
    • Ejemplo: Tom Sawyer, Arturo, La Montaña Mágica
  8. Trama de la reforma: Personaje de carácter forjado que ha optado por el mal y cómo a través de las experiencias vuelve hacia el bien.
    • Ejemplo: saga Star Wars, La Letra Escarlata, American History X
  9. Trama de degradación: Personaje de carácter forjado, personaje noble, gran escala de valores morales. Entonces, le sucede algo (como una decepción, por ejemplo) y degrada cada vez más hacia el mal.
    • Ejemplo: La muerte en Venecia de Tadzio, El Inmoralista de Jean Genet.
  10. Trama de prueba: Dilema moral. Personaje que se plantea el dilema y en juego está perder algo o preservarlo a pesar de traicionar a sus ideales.
    • Ejemplo: Darth Vader cuando el Emperador está a punto de matar a Luke.
  11. Trama de revelación: Personaje con determinada concepción del mundo que, al ocurrirle algo sorprendente, lo hace cambiar completamente de visión.
    • Ejemplo: Harry Potter.
  12. Trama afectiva: Cambio que proviene de la relación afectiva con otros personajes. Su ideología cambia a raíz de quienes lo rodean.
  13. Trama de desilusión: Protagonista con grandes ideales que cambia a raíz de una desilusión.

Os recomiendo encarecidamente el libro LA SEMILLA INMORTAL, de Jordi Balló y Xavier Pérez donde se detallan los argumentos universales del cine y la literatura con muchos ejemplos sobre tramas que se repiten en historias totalmente diferentes.

Por ejemplo, en el apartado de la búsqueda del tesoro encontraremos:

  1. Encargo.
  2. Viaje difícil.
  3. Duelo.
  4. Ayuda.
  5. Huida difícil.
  6. Regreso victorioso.

Esta estructura está sacada de Jason y los Argonautas, pero estoy segura de que también te suena como Indiana Jones. O como La Búsqueda. Estoy segura de que puedes pensar en más películas y libros con el mismo sistema. ¿Cuál será el tuyo?

Saludos,

 

MonikBlanchett.

book-butterflies-birds-flowers-creative-hd-wallpaper

 

Construyendo Personajes

Cuando creamos una historia debemos dotar al protagonista o protagonistas y al antagonista o antagonistas de conflictos, deseos y objetivos. No vale que sean buenos por que sí o malos por que sí. Necesitas algo más.

Cada uno de ellos debe contraponer sus deseos u objetivos al otro para crear conflictos, es decir, el protagonista y el antagonista no pueden querer lo mismo y con el mismo fin, uno de ellos debe de quererlo por otro motivo que cause conflicto con los deseos del otro.

Se ha de distinguir entre metas principales y acciones secundarias. Las metas principales son aquello que el protagonista desea y las acciones secundarias es el cómo lo consigue.

Pongamos por caso que nuestro Protagonista es abogado defensor y que nuestro Antagonista ha cometido el crimen. El objetivo principal del Protagonista es demostrar la inocencia de su cliente mientras que el Antagonista desea cargarle el muerto a otro y librarse de la justicia como objetivo principal.

Como acción secundaria, nuestro Protagonista seguirá las pistas hasta descubrir la verdad. Eso lo conducirá a realizar su objetivo principal: descubrir la verdad.

Sin embargo, cuando el Antagonista trate, como acción secundaria, de poner al protagonista entre las cuerdas y acusarlo a él del asesinato. De este modo, el protagonista no sólo debe de defender a su cliente y descubrir la verdad sobre el caso si no que ahora también debe de probar su inocencia. A esto lo llamamos Oposiciones.

Es esencial que haya conflicto entre el Protagonista y el Antagonista a fin de crear una historia. Dicha historia puede empezar bien sea con el objetivo o meta del Protagonista como con el conflicto del Antagonista.

A continuación te pongo varios ejemplos sobre:

  • Objetivo principal:
    • Probar la propia inocencia.
    • Probar la inocencia de otro.
    • Alcanzar el éxito.
    • Alterar el curso de la historia.
    • Encontrar o localizar a una persona u objeto desaparecido.
    • Llegar a convertirse en artista.
    • Descubrir la verdad.
    • Triunfar en el amor.
    • Ayudar a alguien.
    • Procurar un mundo mejor.
    • Salvar al mundo.
    • Búsqueda de la identidad.
    • Superar adversidades.
    • Superarse a sí mismo.
    • Superar los problemas económicos.
    • Emprender un negocio.
    • Evitar un crimen o acto terrorista.
    • Alcanzar una posición laboral o social importante.
    • Cometer un crimen.
    • Volver a casa.
    • Asumir poder.
    • Provocar la caída de otro.
    • Causar daño.
    • Buscar venganza.
    • Huir del pasado.
    • Ganarse el perdón.
    • Buscar un tesoro.

 

  • Conflictos:
    • PROTAGONISTA:
      • Enamorarse.
      • Querer un objeto.
      • Desear justicia.
      • Buscar el éxito.
      • Desear un trabajo.
      • Tratar de alcanzar una meta.
      • Tener una ideología.
      • Tratar de defenderse.
      • La víctima.
      • El defensor.
      • Un competidor.
      • De parte del bien.
    • ANTAGONISTA:
      • Un rival.
      • Separar a la pareja.
      • Querer el mismo objeto.
      • Escapar de la Justicia.
      • Desear el mismo trabajo.
      • Tener un punto de vista diferente.
      • El agresor.
      • El traidor.
      • El competidor.
      • Robar un objeto.
      • De parte del mal.

Hay muchas más posibilidades, sólo has de encontrar la tuya. Recuerda que siempre deben de entrar en conflicto y siempre deben de topar con obstáculos para que no le resulte demasiado sencillo todo al lector. ¡Ánimo!

Saludos,

 

 

MonikBlanchett.

Once-Upon-a-Time-4x21-Mother-Heroes-and-Villains-book-cover

 

 

 

El Narrador

Una vez tienes completa tu Ficha de Personaje Definitiva ya puedes empezar. Si hay algo fundamental en nuestras historias al margen de este protagonista es el Narrador. Narradores hay de muchos tipos y no todos funcionan para determinadas historias.

La mejor forma de elegir tu narrador es que empieces a escribir. Lo habitual es acogerse a la tercera persona, por lo general en pasado, e ir haciendo. Te recomiendo que cuando tengas escrito el primero capítulo lo imagines o lo reescribas con una voz diferente, como una primera persona en pasado o incluso en presente.

Hay ciertos tipos de narradores que son difíciles de dominar, sobretodo el narrador protagonista en primera persona del presente. Con este narrador en concreto, viajamos de su mano en el momento exacto en que le está ocurriendo la acción, y muchas veces las escenas de lucha o de persecución carecen de tensión si no se maneja con arte y estilo. Es aquí donde perdemos el norte entre Decir vs Mostrar, a pesar de ser un narrador cercano al lector.

Lo primero a tener en cuenta en cuanto al narrador es que: NARRADOR no es igual a AUTOR. Es decir, que las opiniones que el narrador pueda generar no tienen por qué ser las mismas que las del autor, puesto que está escribiendo ficción.

El narrador construye, le da coherencia a la historia, le cuenta algo a alguien, y por eso también es muy importante decidir quién va a ser nuestro narrador. ¿Va a ser un personaje de la trama? ¿Va a ser un cámara?

Existen muchas posibilidades, pero las 4 básicas son:

 NARRADOR EXTERNO INTERNO
Conocen los pensamientos del personaje Narrador Omnisciente

70% de los casos

Narrador Protagonista

20% de los casos

NO conocen los pensamientos del personaje Narrador Cámara

2% de los casos

Narrador Testigo

8% de los casos

  • El Narrador Omnisciente lo sabe todo, es como Dios. Conoce tanto el presente como el pasado y futuro de los personajes. Conoce también todo aquello que pasa por su cabeza, tanto por la del protagonista y la del resto de personajes.
    • Empieza la historia y no se presenta. No es un personaje, es un ente que lo sabe todo. De hecho, tiene el don de la ubicuidad y puede hablar de lo que está pasando ahora mismo en Londres como en el siguiente párrafo hablar de lo que sucede durante la era Meiji.
    • Este narrador tuvo una evolución Importante, pues durante el siglo XIX era un narrador que emitía juicios de valor y juzgaba a los personajes y sus acciones: “Este personaje es así, asá, y está muy mal que haga esto”.
    • También hacía digresiones, es decir, que se iba por las ramas: hablaba del personaje protagonista entrando en Nôtre Dame y, de repente, soltaba 20 páginas sobre la arquitectura de la catedral.
    • PROBLEMA: Falta de proximidad con el lector.
  • Narrador Omnisciente de Focalización Interna:
    • Focalización fija (un personaje).
    • Variable (dos o más personajes).
      • Narrador en tercera persona que cuenta sólo aquello que sabe el personaje que ha elegido (1ª falseada o falsa 3ª). Manera de escribir actualmente.
      • Perspectiva del personaje; no lo ve desde arriba si no desde la misma altura.
      • El personaje protagonista sólo sabe lo que pasa con los demás cuando éstos se lo cuentan: él cuenta lo que vive, piensa y experimenta el protagonista.
      • Experiencia de cómo lo vive: No da explicaciones en el recuerdo, si no pensamientos que le dan enunciados al lector. No recuerda la escena al completo si no lo que se le pasa por la cabeza.

 

  • El Narrador Protagonista es un narrador interno, que vive y protagoniza la historia. Nos cuenta la historia o parte de su propia vida. Conoce sus propios pensamientos, pero no conoce los de los demás, a no ser que tenga poderes. Para él, los pensamientos de los demás no son más que una hipótesis y ha de dar explicación de cómo sabe lo que sabe. Es decir, si dos personajes que lo acompañan se van y nos cuenta la escena que sucede a continuación entre esos dos… Es imposible que la sepa a no ser que se la hayan contado al volver.
    • Este narrador precisa construir una manera de hablar diferente en cada novela de un mismo autor, a no ser que sea el mismo personaje. No se puede crear a 7 personajes con una misma forma de hablar y de expresarse.
  • VENTAJA: Proximidad con el lector. El lector puede identificarse más con el personaje.

 

  • El Narrador Cámara es un narrador en tercera persona que no es un personaje y que sólo cuenta aquello que puede ver y oír. No sabe lo que los personajes piensan y el  fuero interno lo tiene vetado. Nunca resume (tema que trataremos más adelante), porque simplemente no puede.
    • Éste narrador tiene un papel muy contenido, sólo describe lugares y acción y nunca puede hablar sobre lo que pasa en la cabeza de los personajes.
    • Sobre todo, se utiliza mezclándolo con otros narradores porque explica qué hacen los otros personajes.
    • Está obligado a mostrar, no puede decir. (Decir vs Mostrar)

 

  • El Narrador Testigo es un personaje secundario que cuenta la vida del protagonista, no la suya. El texto empieza en primera persona, pero la tercera persona será la gramatical porque se la cuenta a alguien.
    • Este narrador conlleva bastantes problemas porque no conoce los pensamientos de nadie. Ni de otros personajes ni mucho menos los del protagonista.
    • No tiene por qué haber vivido toda la historia, puede que sólo conozca una parte y otros personajes completen su relato.
    • Importante la aparición de recursos para justificar la información que tiene, porque, y en este caso hablamos de todos, LOS NARRADORES HAN DE JUSTIFICAR SIEMPRE POR QUÉ SABEN LO QUE SABEN.
  • ¿Por qué se utiliza? Porque es una narración próxima desde el punto de vista de un personaje cuando el protagonista no nos vale como narrador.

Ejemplo:

  • Sherlock Holmes era un personaje tan pagado de sí mismo que para Sir Arthur Conan Doyle era necesario crear a la figura de Watson como narrador para que tuviera una visión más imparcial de los hechos relatados.

 

  • El Narrador Editor es un narrador que en el prólogo explica algo en primera persona y que luego, cuando comienza la historia, normalmente otro narrador en tercera persona la continúa.
    • Ejemplo: Reinos Olvidados de R. A. Salvatore, con Drizzt Do’Urden (protagonista) como narrador en los prólogos.
  • Problema: Grado de distancia con la historia porque el narrador en primera persona puede confundir al lector. En este caso, al lector se le plantea la duda de por quién estar más preocupado, si por quien nos ha hablado en el prólogo o por quien estoy leyendo en tercera persona.

 

¡De esta manera, una vez hayamos decidido qué narrador nos conviene más, podemos sacarnos de la boca el ¿Por dónde empiezo? y arrancar motores!

Saludos,

 

MonikBlanchett.

11531a-pasos-escribir-libro